LA RESPONSABILIDAD HISTÓRICA DEL CAMBIO CLIMÁTICO NO DEBE OLVIDARSE, DICEN LOS PAÍSES EN DESARROLLO

Varios países en desarrollo que hablaron en la apertura del ‘Diálogo de Talanoa’ (DT) celebrada el 2 de mayo, bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), recordaron a las Partes que la pregunta en el diálogo que trata sobre la responsabilidad histórica de los países desarrollados para el cambio climático fue “¿cómo llegamos aquí?”.

Respondieron a las tres preguntas planteadas en el diálogo a saber. “¿dónde estamos; a dónde queremos llegar y cómo lograrlo?”. Las agrupaciones de países en desarrollo, incluidos EL Grupo de países en desarrollo con ideas afines (LMDC), el Grupo Árabe y la India subrayaron que la pregunta” ¿cómo llegamos aquí? “era importante.

El LMDC dijo que, como en la historia, todas las historias comienzan con “érase una vez” y que la historia del cambio climático comienza a mediados del siglo XIX con la revolución industrial en los países desarrollados que generó gran parte de las emisiones históricas responsables del calentamiento global.

El DT estuvo presidido por el Embajador Luke Daunivalu de Fiji, en representación de la Presidencia de la 23ª sesión de la Conferencia de las Partes en la CMNUCC (COP 23) y enviado especial para el cambio climático de Polonia, Tomasz Chruszczow, representante de la próxima presidencia polaca de la COP 24. El DT comenzó en Bonn, Alemania, en las conversaciones entre sesiones de la CMNUCC.

(En París en 2015, las Partes acordaron “convocar un diálogo facilitador (…) en 2018 para hacer un balance de los esfuerzos colectivos de las Partes en relación con el progreso hacia la meta a largo plazo referida (…) en el Acuerdo y para informar la preparación de las Contribuciones nacionales determinadas (CDN)…”. La Presidencia Fiji de la COP 23 introdujo el concepto de “Talanoa” en la isla del Pacífico al diálogo facilitador para reflejar el “espíritu del Pacífico” de contar historias, resolver problemas y tomar decisiones para el bien colectivo.”)

Al abrir el diálogo, Daunivalu enfatizó que el proceso es “constructivo” , “facilitador” y “orientado a soluciones”, y agregó que “no es una confrontación sino más un espacio donde podemos unirnos para buscar soluciones comunes” a los desafíos comunes que todos enfrentamos y que los grupos de las Partes no deben ser individualizados”. Animó a las Partes a “compartir las historias desde sus propios puntos de vista y hablar sobre lo que está sucediendo dentro de sus propios países o circunscripciones y convertirse en una inspiración para que otros aumenten su ambición”.

(Según fuentes que hablaron con TWN, la Presidencia de la COP 23 solicitó a la LMDC que eliminara parte del texto de sus presentaciones, con el argumento de que estaban señalando algunas Partes, pero el Grupo no pudo ponerse de acuerdo y no quiso que su presentación fuera “censurada”).

El embajador Wael Aboulmagd de Egipto, hablando en nombre del G77 y China, espera que el diálogo “sea fructífero, efectivo e inclusivo”. Dijo que el G77 quería claridad particularmente sobre la naturaleza de los resultados del proceso así como otros asuntos organizativos que esperaba “garantizar que saliera del proceso una narración equilibrada y que refleje todas las perspectivas”.

El Presidente del G77 enfatizó además que es necesario que exista un entendimiento común sobre dónde se encuentran colectivamente las Partes en lo que respecta a los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París, así como qué oportunidades existen para lograr realmente esos objetivos a largo plazo. “Esperamos poder abordar el proceso de una manera integral y holística. El objetivo de mitigación es extremadamente importante, pero se debe tener en cuenta la gama completa de cuestiones, a saber, la mitigación, la adaptación y los medios de implementación “, añadió.

Sobre la cuestión de dónde estamos, el G77 consideró que la cooperación internacional entre todas las Partes para enfrentar el cambio climático ha logrado resultados positivos, pero aún existen lagunas importantes en materia de mitigación, adaptación, finanzas, transferencia de tecnología y creación de capacidades, especialmente para los países en desarrollo.

Sobre la cuestión de hacia dónde queremos ir, el Presidente del G77 dijo que “tenemos que trabajar arduamente para lograr los objetivos a mediano y largo plazo establecidos por el Convenio y sus Acuerdos relacionados, al mismo tiempo que mantenemos sus principios de equidad, responsabilidades comunes pero diferenciadas  y capacidades respectivas a la luz de las diferentes circunstancias nacionales y promoviendo la coordinación de la lucha contra el cambio climático con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 de la ONU “.

Sobre la cuestión de cómo llegamos allí, el G77 creía que “la clave para lograr estos objetivos es encontrar un camino factible para el desarrollo verde y bajo en carbono e integrar efectivamente el desarrollo económico con la protección ambiental y fortalecer la cooperación internacional”.

El embajador egipcio subrayó que “el proceso debe alimentar la apertura, la inclusión y la construcción de confianza entre las Partes y las partes interesadas que no pertenecen a estas para poder enfrentar la dura realidad del cambio climático y sus impactos, y el formato del diálogo no debe ser prescriptivo.

Bonn, 3 de mayo de 2018 (Prerna Bomzan)

Traducción no oficial

Fuente: TWN Bonn News Update No.4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s