SE ESPERAN DIFICULTADES EN LAS CONVERSACIONES CLIMÁTICAS DE FIN DE AÑO por Meena Raman e Indrajit Bose

Se espera que las conversaciones climáticas de fin de año bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y el Acuerdo de París (AP) en Polonia sean muy difíciles, teniendo en cuenta donde  las Partes lo dejaron de la sesión de Bangkok celebrada recientemente.

En las conversaciones de Bangkok celebradas del 4 al 9 de septiembre para acelerar el trabajo de producir un texto de negociación sobre las directrices para implementar el Acuerdo de París (conocido como el Programa de Trabajo del Acuerdo de París) se vieron grandes luchas entre países desarrollados y en desarrollo, lo que indica que continua la batalla por la interpretación del AP.

El Acuerdo de París fue un acuerdo muy delicado entre los países desarrollados y en desarrollo, después de años de intensas y difíciles negociaciones entre las Partes.

Dado que el acuerdo político entre los líderes mundiales se ha resuelto con la firma y la ratificación del Acuerdo de París, muchos esperaban que las negociaciones sobre las normas y directrices para la aplicación del Acuerdo fueran fluidas. Sin embargo, éste no ha sido el caso.

Discutir sobre lo acordado en París y cómo se implementará continúa exponiendo la profunda brecha política entre los países desarrollados y en desarrollo y el desafío en Bangkok era acercarse con ‘herramientas’ que permitieran llegar a un texto de negociación en Polonia equilibrado y que reflejara los puntos de vista y las posiciones de todas las Partes, por lo que la verdadera “batalla” para llegar a compromisos fuera posible.

Sin embargo, cuando las Partes salieron de Bangkok, el progreso en los puntos del Programa de Trabajo del Acuerdo de París (PAWP) fue desigual y desequilibrado, como se desprende del resultado, recogido en un documento de 307 páginas.

El documento final es una compilación de todo el trabajo bajo el PAWP asignado a los diversos órganos de la CMNUCC. el Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE), el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) y el Grupo de Trabajo Especial sobre el Acuerdo de París (APA) para elaborar las modalidades, procedimientos y directrices (MPG) para la implementación del PA .

Algunos de los problemas progresaron hasta llegar a un proyecto de texto de decisión, que era uno de los objetivos de la sesión de Bangkok. Pero algunos problemas no pudieron avanzar debido a desacuerdos o por una “completa falta de respeto por los puntos de vista de los países en desarrollo”, dijo un alto negociador a TWN.

Tres temas generales impidieron el progreso:

  • la negativa de los países desarrollados a incluir los puntos de vista de los países en desarrollo en las de versiones preliminares del texto, tales como las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC);
  • países desarrollados que intentan retroceder en lo acordado en París, como intentar no reconocer la diferenciación en las disposiciones del AP o cuestiones complementarias relacionadas con la equidad, como en el debate sobre el balance global y
  • una completa falta de progreso en cuestiones financieras. (Consulte a continuación para obtener más detalles sobre estos temas).

Los países en desarrollo llamaron la atención explícitamente a los países desarrollados sobre estas cuestiones en la sesión plenaria de clausura conjunta de los tres órganos subsidiarios el 9 de septiembre (ver la actualización TWN relacionada).

Los siguientes son algunos de los temas clave donde se espera que las disputas de Bangkok continúen en Polonia:

Según las fuentes, detrás de estas peleas hay preocupación por el “juego encubierto que se está jugando entre bastidores”, para acomodarse a las preocupaciones de los Estados Unidos (EE. UU.) En particular, que se opone a tener diferentes reglas para los países desarrollados y en desarrollo en la implementación del AP y no quiere ninguna decisión sustantiva sobre finanzas en la COP 24.

NDC: Esfuerzos para dejar de lado las opiniones de los países en desarrollo

Las líneas de batalla se dibujaron temprano en el proceso de Bangkok sobre las discusiones sobre los NDC.

Encabezados por los Estados Unidos, los países desarrollados no estaban preparados para reflejar la diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo en la orientación que se desarrollaría sobre los CND, que era la opción preferida de un gran bloque de países en desarrollo liderado especialmente por los Países en desarrollo de ideas afines ( LMDC).

Según las fuentes, un “documento evolutivo” llamado “bosquejo del borrador” había sido circulado informalmente dentro de los negociadores de NDC, con la idea de probar cómo capturar las opiniones de las Partes en un lenguaje textual. Reflejar la diferenciación entre los países desarrollados y en desarrollo se volvió complicado en el “borrador del bosquejo”.

En relación con la información para facilitar la claridad, la transparencia y la comprensión de los NDC de las Partes, hubo diferentes puntos de vista sobre la mesa. Según una opinión, todas las Partes proporcionarían información sobre un determinado conjunto de elementos; la otra opinión era que los países desarrollados proporcionarían cierto conjunto de información y los países en desarrollo lo harían a su discreción o con el tiempo.

A continuación, se desarrolló una pelea durante cuatro días sobre cómo reflejar estos “puntos de vista” en el texto .

Para la discusión sobre NDCs, la LMDC sugirió que las diversas vistas sean recogidas como opciones en el borrador del bosquejo. Según las fuentes, un negociador de la LMDC dejó en claro su posición de que había diferencias entre los países en desarrollo y desarrollados sobre el alcance de los NDC (si se trata solo de contribuciones a la mitigación o si también incluye esfuerzos de adaptación, así como los medios de aplicación relacionada con las finanzas, la transferencia de tecnología, la creación de capacidad) y cómo la información que debe comunicarse en relación con los NDC se diferencia entre los países desarrollados y en desarrollo. Aparentemente, el negociador dijo que cada Parte tiene derecho a su punto de vista y que todo lo que se sugería era reflejar todos los puntos de vista como opciones en el borrador y que el punto de partida para las negociaciones debe ser “un campo de juego nivelado”.

Pero Estados Unidos (que ha comunicado su intención de retirarse del Acuerdo de Paris ) no pudo aceptar la proposición y las fuentes dijeron que descartaba la opción de reflejar las opiniones de todas las partes como “opciones“.

Largas horas hasta altas horas de la noche se invirtieron discutiendo cómo recoger las opiniones de las Partes. Después de tres días, surgió una formulación que el texto reflejaba ‘vistas/opciones’. Esto fue aceptable para los EE. UU. Con la advertencia de que la formulación no podía atribuirse a un número; en otras palabras, la sugerencia era dejar las ‘vistas /opciones’ en el texto como no numeradas en el bosquejo del borrador, mientras que otros textos estaban numerados, lo que se vio como un intento de presentar efectivamente los párrafos ‘vistas / opciones’  como sin status (status-less ), según un negociador.

El diferente  tratamiento a los textos, algunos con números y otros sin ellos, reflejan con lo que los EE. UU podrían estar de acuerdo. Esto dio lugar a preguntas de los países en desarrollo sobre por qué se otorgaron diferentes estatus a diferentes textos.

(Los presidentes de los órganos pertinentes llevarán adelante el trabajo de la sesión de Bangkok identificando las formas de avanzar, incluidas las propuestas textuales que serían útiles para avanzar en las negociaciones. Por lo tanto, según el estado diferente de las distintas partes de los textos surgieron inquietudes importantes para los países en desarrollo.)

Las discusiones posteriores dieron lugar divisiones en grupo y en algunas de ellos, los ánimos se caldearon, y según las fuentes, se observó que los cofacilitadores de Singapur e Italia “presionaron a algunas Partes” para que les entregaran el mandato de redactar el texto, donde prometieron “hilar fino” en relación con la resolución de las diferencias entre las Partes.

Los países en desarrollo se mantuvieron firmes para garantizar la igualdad de condiciones y dijeron que, si no se permitía que los puntos de vista de las Partes se reflejaran en los textos, el punto de partida para las negociaciones estaría claramente, aún muy lejos.

Aun cuando los negociadores pasaron horas ocupados en consultas informales, algunas de las cuales tuvieron lugar cerca de la medianoche, no se llegó a un acuerdo. Por lo tanto, las Partes volvieron a la “herramienta adicional” preparada por los Copresidentes de la APA preparada antes de la sesión de Bangkok.

Lamentando el tema, la LMDC dijo durante el plenario de cierre de las conversaciones de Bangkok que “ha habido intentos persistentes de renegociar el AP por los países desarrollados, particularmente en la diferenciación esencial entre el Anexo 1 y las Partes no incluidas en el Anexo 1 provenientes de la Convención que continúa reflejándose en el Acuerdo de París y en el alcance de los CDN que figuran en el Artículo 3. El progreso textual adicional ha sido limitado porque algunas Partes no aceptaron cómo reflejar la diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo como un párrafo y opciones en el texto “, Dijo Irán en nombre de la LMDC, pidiendo una solución adecuada sobre la diferenciación en este tema de la agenda”.

El Grupo Paraguas del cual EE. UU. es miembro, por otro lado, dijo que “bifurcación” (refiriéndose a la diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo) “es inconsistente con el Acuerdo de París y obstaculizaría la construcción de confianza (entre las Partes)”. Las posiciones divergentes sobre el alcance de los NDC también se han extendido a las negociaciones bajo el OSE en relación con el registro público de NDC y el registro de comunicaciones de adaptación (AC), que se encuentran bajo dos ítems de agenda separados del OSE.

Varios países en desarrollo han estado solicitando sesiones conjuntas para tratar el tema de los registros, en lugar de tener discusiones separadas ya que el tema de los NDC y el AC estaban intrincadamente relacionados. Consideran que no es necesario tener dos registros separados, argumentando que los NDC también comprenden tanto la mitigación como la adaptación, mientras que los países desarrollados y algunos otros países en desarrollo consideran que las características de los registros para los NDC y el AC son diferentes. Para los países desarrollados, se considera que el registro de NDC solo aborda acciones de mitigación y nada más.

Se llevó a cabo una sesión conjunta en el marco del OSE para discutir ambos registros, pero no se  está  cerca de resolver las diferencias de opiniones y posiciones sobre el tema.

Global Stocktake: intentos de evasión de emisiones de equidad

El PA estipula que el balance global (GST), (que es una evaluación del progreso colectivo de las Partes para lograr el propósito del Acuerdo y sus objetivos a largo plazo), debe llevarse a cabo a la luz de la equidad y que tomará colocar en 2023.

Existe un acuerdo entre los países en desarrollo de que las orientaciones comúnmente acordadas para operacionalizar la equidad deben diseñarse en las modalidades del GST.

En Bangkok, India, la LMDC pidió que la equidad sea captada en el texto de negociación no solo como una cuestión general sino también transversal en todos los elementos del GST.

Sin embargo, los países desarrollados del Grupo Paraguas querían que la cuestión de la equidad se “aparcara” en Bangkok, y que las Partes discutieran en cambio las modalidades del GST.

“La equidad es un componente importante para preservar la naturaleza colectiva y facilitadora del GST. No se puede llegar a ninguna modalidad sin equidad en las modalidades “, dijo un negociador de un país en desarrollo a TWN, y agregó que este punto de vista había sido comunicado a los países desarrollados durante las negociaciones.

Se han propuesto varios indicadores para medir la equidad. La responsabilidad histórica, el acceso equitativo al desarrollo sostenible y el espacio de carbono se encuentran entre ellos. Necesitamos encontrar una forma de operacionalizar la equidad “, dijo el negociador aún más, expresando su preocupación por los intentos de llevar las discusiones sobre equidad a un rincón.

El trabajo realizado en la sesión de Bangkok se recoge en una herramienta revisada, que refleja las opiniones de todas las Partes y se recoge como “opciones”, incluso en cuestiones relacionadas con la equidad.

Asuntos relacionados con las finanzas

En relación con las cuestiones financieras, surgieron varias cuestiones contenciosas sobre modalidades de información ex ante sobre los niveles proyectados de recursos financieros públicos que los países desarrollados proporcionarán a los países en desarrollo en virtud del artículo 9.5 del Acuerdo de París y el establecimiento de un proceso para un nuevo objetivo colectivo sobre las finanzas basadas en las necesidades y prioridades de los países en desarrollo antes de 2025 (Ver la Actualización TWN 2 y la Actualización 3 de TWN relacionadas). Vea a continuación el progreso en los asuntos relacionados con las finanzas bajo los cuerpos respectivos.

Artículo 9.5 bajo el APA

En virtud de la APA, las modalidades para la información ex ante del artículo 9.5 se están discutiendo en ‘posibles asuntos adicionales’.

Durante los debates, los países desarrollados subrayaron que discutir las modalidades para comunicar la información ex ante sobre los niveles proyectados de recursos financieros públicos estaba fuera del mandato del Acuerdo de París, a pesar de que los países en desarrollo insistieron una y otra vez en que esta cuestión de las modalidades era fundamental que fuera abordada.

Explicaron que, independientemente de la información que proporcionen los países desarrollados, para demostrar su utilidad necesita el diseño de modalidades para comunicar esa información. Los países desarrollados no aceptarían ninguna explicación y razonamiento y continuarían insistiendo en que el tema de las “modalidades” no estaba dentro del mandato del PAWP.

Las diferencias continuaron a lo largo de la sesión y el resultado se refleja en un borrador de texto en la herramienta revisada que refleja dos opciones: la primera opción describe las modalidades de dicha información (que es la propuesta de los países en desarrollo) y la segunda opción ( propuesto por los países desarrollados) simplemente establece que la APA no necesita proporcionar ninguna recomendación sobre el asunto a la Conferencia de las Partes que actúa como la reunión de las Partes en el Acuerdo de París (CMA).

Artículo 9.5 bajo el SBI

Bajo el SBI, el ítem de la agenda sobre el Artículo 9.5 se refiere a la “identificación de la información a ser proporcionada por las Partes.” En Bangkok, surgieron diferencias sobre la naturaleza de la información a ser proporcionada.

Las fuentes dijeron que los Estados Unidos mencionaron que no deseaban capturar información solo en “flujos de financiación cuantitativos”, ya que gran parte de su apoyo se basa en “asociaciones técnicas” y Suiza no estaba en condiciones de proporcionar información cuantificada desglosada. Las fuentes también dijeron que la idea de “asociaciones” floteadas por los países desarrollados no era aceptable para los países en desarrollo, ya que buscaban recursos financieros significativos de los países desarrollados a los países en desarrollo.

Los países en desarrollo también explicaron que la idea de proporcionar la información es mejorar la previsibilidad y la transparencia. La AP declara que los recursos financieros que deben proporcionarse y movilizarse deben tener en cuenta las necesidades y prioridades de los países en desarrollo y en términos de información cualitativa, cómo se reflejan las necesidades y prioridades es el punto de partida para la información cualitativa, enfatizaron los países en desarrollo.

Otro aspecto importante fue el equilibrio entre el apoyo a la mitigación y la adaptación cuando se proporciona la información, cómo el apoyo es nuevo y adicional y cómo el apoyo toma en cuenta las necesidades públicas y de adaptación basadas en donaciones, dijeron los países en desarrollo durante las discusiones.

Algunos países en desarrollo también expresaron su preocupación por el uso de palabras como “donantes” que se utilizaron en los debates y pidieron a las Partes que se abstuvieran de utilizar dichos términos, ni crearan diferencias artificiales entre los países en desarrollo.

Incluso con estas diferencias, los países en desarrollo estaban a favor de recoger el progreso del trabajo en un formato de lenguaje de decisión preliminar, pero los países desarrollados dijeron que no podían aceptar esa propuesta y prefirieron trabajar sobre la base de la nota informal.

Por lo tanto, las discusiones sobre el tema concluyeron con una nota informal de los cofacilitadores, que comprendía consideraciones generales, posibles consideraciones para la preparación de información cuantitativa y cualitativa, junto con otras consideraciones requeridas. La nota informal también contiene las presentaciones de las Partes, incluido un documento de sesión presentado por el Grupo Africano y la LMDC.

Artículo 9.7 bajo SBSTA

Bajo el SBSTA, en relación con el Artículo 9.7, las Partes discutieron ‘modalidades para la contabilidad de recursos financieros provistos y movilizados a través de intervenciones públicas’ durante la sesión de Bangkok y llegaron a un proyecto de decisión destacando diferentes opciones que reflejan las opiniones de países en desarrollo y desarrollados. El proyecto de texto resultó integrando las presentaciones del G77 y China y Australia, Japón y los EE. UU.

Aunque las Partes consideraron pasar a un proyecto de decisión como progreso, sustancialmente, quedaron grandes diferencias.

Según las fuentes, los países desarrollados querían referencias a nuevos términos como “Partes informantes” en el texto, cuando la obligación de proporcionar apoyo financiero recae en los países desarrollados.

Los países desarrollados también propusieron que se eliminen las referencias a “pérdida y daño” y expresaron incomodidad por el uso de palabras como “nuevo” y “adicional” durante las discusiones que provocaron señales de alerta de los países en desarrollo.

También hubo diferencias en los puntos de vista sobre cómo debería tratarse la información sobre las finanzas proporcionadas y las finanzas movilizadas, y los países desarrollados querían que se recurriera a ambos tipos de información, mientras que los países en desarrollo querían una distinción entre los dos.

A la luz de lo anterior, el camino hacia y en Katowice, Polonia,  seguramente será espinoso y si se llegaran a compromisos y cómo se alcanzarán dados los puntos de vista ampliamente opuestos entre las Partes, aún está por verse y se espera que atraiga mucha atención pública.

De hecho, será un tiempo de prueba para la Presidencia polaca COP24.

 

Penang, 27 de septiembre –

Traduccion no oficial: DIFICULTADES ESPERADAS EN LAS CONVERSACIONES CLIMÁTICAS DE FIN DE AÑO por Meena Raman e Indrajit Bose

(+ Con entradas de Prerna Bomzan)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s