¿EL MUNDO SE QUEDARÁ SIN AGUA POTABLE PARA EL AÑO 2050?

No podemos vivir sin agua: esto es un hecho inalienable, específico y no sorprende, debido a que la mayoría de nuestro cuerpo humano se compone de agua.

Nuestro planeta contiene más de mil millones de billones de litros de H2O, pero poca se puede tomar. Más del 97% del agua en la Tierra es salada. Dos tercios del agua dulce está retenida en glaciares y capas de hielo polar. De lo que queda, la mayor parte está atrapada en el suelo o en acuíferos subterráneos.

Eso deja disponible para los que necesitamos el “vital líquido” una fracción mínima, y no sólo para tomar sino que muchas de las actividades humanas involucran el agua de alguna manera.

Por eso para los pelos de punta la información que Wikileaks ha revelado a través de una filtración: se prevé que el mundo se quede sin agua potable para el año 2050.

¿Cuál es la razón? La respuesta, aunque no lo sea, parece un dato colateral: es una consecuencia de la dieta occidental centralizada en la carne de res.

CARNE POR SED

Los ejecutivos de Nestlé, preocupados por el futuro de la compañía en un planeta amenazado por el cambio climático, creó una comisión científica para levantar un reporte corporativo sobre esta cuestión en 2009, y descubrieron que el alto consumo de carne hace mermar el abastecimiento de agua fresca en el mundo.

El reporte secreto filtrado por Wikileaks se titula, traducido al español, “Panorama general con Nestlé: Olvídate de la crisis financiera global, el mundo se queda sin agua fresca”.

Por Wikileaks podemos conocer que este reporte, que había estado en manos de funcionarios del gobierno estadounidense hace ocho años, detalla cómo la dieta centrada en la carne por parte de Occidente es un desagüe para el suministro de agua potable en todo el mundo.

Dice el reporte: “Nestlé piensa que un tercio de la población mundial será afectada por la escasez de agua fresca para 2025, con la situación volviéndose más extrema a partir de ahí y potencialmente más catastrófica para 2050”.

Este asunto técnico tiene una causa mucho más cultural, de patrones de consumo y esencialmente imperial: la carne de vaca se ha convertido en un fetiche histórico para la mayoría de los consumidores de productos cárnicos en el planeta. Esta es una dieta impuesta por grandes corporaciones como Nestlé que se han encargado de desarrollar los patrones de consumo necesarios para vender lo producido, sea comida, entretenimiento o transporte.

Para la revista web Reveal del Center for Investigative Reporting, los estadounidenses son los mayores consumidores de carne de res y ahora el mundo se encuentra en una “potencial catástrofe” cuya senda se ve ampliada por el engullimiento de más productos cárnicos por parte de India y China, dos de los países más poblados del planeta.

LAS CORPORACIONES PREFIEREN VENDER CARNE QUE SACIAR LA SED DE MILLONES

LA RESPUESTA CORPORATIVA ES MÁS DESARROLLO

“No hay suficiente agua fresca disponible para proveer, con el estándar actual, a una población global que se espera exceda los 9 mil millones para mediados de siglo”, dice el reporte de Nestlé.

Esta compañía es la más grande corporación de alimentos del mundo, y aunque Nestlé comisionó aquel reporte y los funciones de los EEUU conocen la gravedad y las causas del asunto, no se espera una cruzada corporativa contra la producción y el consumo de carne de res en lo próximo.

Otra revista web llamada Inquisitr recuerda oportunamente que “el mismo reporte que advirtió a los ejecutivos de Nestlé que el mundo se está quedando sin agua para beber, también les recordó mantener un perfil bajo sobre el asunto por el bien de la compañía. El conglomerado multinacional trata de no predicar y evitar por maneras desesperadas una confrontación que podrían costar las ganancias de la compañía”.

Y que tal vez sea ésta la razón por la que el empresario Elon Musk, confundador de PayPal y creador del primer automóvil eléctrico viable (aunque costosísimo en su producción), anunció los planes de lanzar una misión al planeta Marte para 2018: para colonizar otro mundo en el caso de que la especie humana termine de asesinar el planeta Tierra.

¿Acaso es factible esto, y no sólo para una minoría como se ve en la película Interstellar de Christopher Nolan? ¿Vale la pena seguir manteniendo este nivel de consumo global en detrimento del planeta que necesitamos las mayorías para vivir? La tragedia tiene responsables directos, son las corporaciones.

 Fuente: Misión Verdad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s