EN RESPUESTA A LAS MENTIRAS Y AL ODIO, DÉJENME CLARIFICAR ALGUNAS COSAS SOBRE MI HUELGA POR EL #CLIMA por Greta Thunberg

Si todos escucharan a los científicos y pusieran atención a los hechos a los que constantemente me refiero, nadie tendría que escucharme a mí ni a ninguno de los cientos de miles de niños escolares en huelga por el clima a través del mundo.  Entonces todos podríamos volver a la escuela.

Recientemente he visto muchos rumores circulando sobre mí y una enorme cantidad de odio. No me sorprende.  Sé que debido a que la mayoría de la gente no está consciente de lo que significa la crisis climática (lo cual es comprensible ya que nunca ha sido tratada como una crisis) una huelga estudiantil por el clima le parecerá algo muy extraño en general a la gente.

Así que déjenme clarificar algunas cosas sobre mi huelga.

En mayo 2018, fui una de las ganadoras de un concurso de escritura sobre el medioambiente del periódico sueco Svenska Dagbladet.   Mi artículo apareció publicado y me contactaron algunas personas. Entre ellos Bo Thorén de Fossil Free Dalsland. El se estaba reuniendo con otros, especialmente jóvenes, que querían hacer algo sobre la crisis climática.

A mucha gente le encanta difundir rumores de que hay otras personas “detrás de mi” o que “me pagan” o que “me usan”  para hacer lo que hago.  Pero no hay nadie “detrás” de mí, excepto yo misma. 

Tuve unas pocas reuniones telefónicas con otros activistas. El propósito era pensar en ideas para hacer proyectos nuevos que llamaran la atención sobre la crisis climática.  Bob tenia algunas ideas de cosas que podríamos hacer.  Desde marchas hasta una vaga idea de una huelga de estudiantes (que los niños podrían hacer algo en el patio o en la clases). Esa idea fue inspirada por los estudiantes de la Escuela Parkland, quienes se habían negado a volver a clases después de la balacera en su escuela.

Me gustó la idea de una huelga de estudiantes.  Por lo que la desarrollé y traté de que se me unieran otros jóvenes. Pero nadie estaba realmente interesado.  Pensaban que una versión sueca de la marcha Zero Hour tendría un impacto mucho mayor.  Por lo que decidí planificar la huelga estudiantil por mi cuenta y después de eso no participé en ninguna otra reunión.

Cuando les conté mis planes a mis padres, no les gustó nada la idea.  No estaban de acuerdo con la idea de una huelga de estudiantes y me dijeron que si yo iba a hacer esto, tendría que hacerlo completamente sola, sin su apoyo.

El 20 de Agosto, 2018 me senté afuera del Parlamento Sueco.  Paseé panfletos con una larga lista de datos sobre la crisis climática y explicaciones de por qué estaba haciendo huelga.  Lo primero que hice fue postear en Twitter e Instagram lo que estaba haciendo y pronto se virilizó. Luego empezaron a llegar periodistas y periódicos. Un hombre de negocios sueco, activo en el movimiento climático, Ingmar Rentzhog, fue uno de los primeros en llegar.  Habló conmigo y tomó fotos que puso en Facebook.  Esa fue la primera vez que lo había visto y hablado con él.  Nunca antes me había comunicado, ni me había encontrado con él,

A mucha gente le encanta difundir rumores de que hay otras personas “detrás de mí” o que “me pagan” o que “me usan”  para hacer lo que hago.  Pero no hay nadie “detrás” de mí, excepto yo misma.  Mis padres estaban lo más lejano posible al activismo por el clima antes de que yo les diera a conocer la situación.

No soy parte de ninguna organización.  Algunas veces apoyo y coopero con varias ONGs  con las que trabajo sobre el clima y el medioambiente. Pero soy absolutamente independiente y solo me represento a mí misma.  Y hago lo que hago completamente gratis, no he recibido dinero ni promesa de pagos futuros.  Ni ninguna persona relacionada conmigo o con mi familia lo ha hecho.

Y por supuesto así seguirá siendo. No he conocido a ningún activista del clima que esté luchando por el clima a cambio de dinero. La idea es completamente absurda.

Además, yo solamente viajo con permiso de mi escuela y mis padres me pagan los pasajes y alojamiento.

Con mis padres y mi hermana, Beata, hemos escrito un libro sobre nuestra familia y cómo yo y mi hermana hemos influenciado la manera de pensar y ver el mundo de mis padres,  especialmente con respecto al clima. Y sobre la diagnosis que hacemos. Ese libro iba a publicarse en mayo.  Pero debido a  que hubo un importante desacuerdo con la compañía que iba a hacerlo, terminamos cambiando la casa de publicación y el libro salió a la venta en agosto.

Antes que el libro saliera al mercado, mis padres dejaron claro que sus posibles ganancias del libro, “Escenas del corazón,” (“Scener ur hjärtat”) irán a ocho diferentes obras de caridad que trabajan por el medioambiente, por niños diagnosticados con alguna condición, y por derechos animales.

Y sí, yo escribo mis propios discursos.  Pero ya que sé que lo que diga llegará a mucha, mucha gente, a menudo pido opiniones. También tengo unos pocos científicos a quienes frecuentemente pido ayuda de cómo expresar bien ciertos asuntos que son complicados. Quiero que cada cosa sea absolutamente correcta de modo que yo no difunda datos incorrectos o cosas que se pueden malentender.

A veces, NO hacer cosas—como solamente sentarse afuera del Parlamento—habla mucho más fuerte que hacer cosas.  Igual como susurrar a veces es más fuerte que gritar.

Algunas personas se burlan de mí por la condición que tengo.  Pero Asperger no es una enfermedad, es un don.  Otros dicen que debido a que tengo Asperger no podría yo sola haber llegado a la posición en que estoy.  Pero es exactamente la razón por la que lo he hecho. Porque si fuera “normal” y sociable, yo habría participado en una organización. O habría empezado una organización. Pero como no soy muy buena para socializar, hice esto.  Estaba tan frustrada que no se estaba haciendo nada por la crisis climática, y sentí que tenía que hacer algo, cualquier cosa.  Y, a veces, NO hacer cosas—como solamente sentarse afuera del Parlamento—habla mucho más fuerte que hacer cosas.  Igual como susurrar a veces es más fuerte que gritar.

También se quejan de que yo “sueno y escribo como una adulta.”  A eso yo solo puedo decir:  ¿No creen que alguien de 16 años pueda hablar por si misma?  Hay gente que dice que yo simplifico las cosas al extremo.  Por ejemplo, cuando digo que “la crisis climática es un asunto de blanco y negro;” “Tenemos que parar las emisiones de gases que causan el efecto invernadero;” y “Quiero que Uds. entren en estado de pánico.”  Pero yo digo eso solamente porque es la verdad. Si, la crisis climática es el asunto más complejo que hemos enfrentado nunca y va a tomar todo de nuestra parte poder “pararlo.”

Porque o limitamos el calentamiento global a 1.5 grados C, sobre los niveles preindustriales o no lo hacemos.  No hay áreas grises cuando se trata de la sobrevivencia.

Y cuando digo que yo quiero que Uds. entren en pánico, lo que quiero decir es que tenemos que tratar la crisis como una crisis.  Cuando tu casa se está incendiando, tú corres para afuera y te aseguras que todos salgan mientras llamas a los bomberos.  Eso requiere un nivel de pánico.

Estoy de acuerdo con Uds., soy demasiado joven para hacer esto.  Nosotros, los niños, no deberíamos tener que hacer esto.  Pero como casi nadie está haciendo nada, y nuestro mismo futuro está en riesgo,  nosotros creemos que debemos continuar.

Hay otro argumento contra el que no puedo hacer nada.  Y ese es el hecho que soy “apenas una niña y no deberíamos estar escuchando a los niños.”  Pero eso se remedia fácilmente—en vez de escucharme a mí, empiecen a escuchar los datos duros de la ciencia. Porque si todo el mundo pusiera atención a los científicos y a los hechos a los que constantemente me refiero—entonces nadie tendría que escucharme a mi o a ninguno de los otros cientos de miles de estudiantes en huelga por el clima a través del mundo. Entonces todos podríamos volver a la escuela.

Soy apenas una mensajera, y a pesar de eso recibo todo este odio.  No estoy diciendo nada nuevo, estoy diciendo lo que los científicos han dicho repetidamente por décadas. Estoy de acuerdo con Uds., soy demasiado joven para hacer esto.  Nosotros, los niños, no deberíamos tener que hacer esto.  Pero como casi nadie está haciendo nada, y nuestro mismo futuro está en riesgo, creemos que debemos continuar.

Y si tienen cualquier otra preocupación o duda sobre mí, pueden escuchar mi charla en TED,  Ahí hablo de cómo me empecé a interesar por el clima y el medio ambiente.

Y ¡gracias a cada uno de Uds. por su amable apoyo!

Me trae esperanza,

Greta Thunberg

————————

Tomado y traducido del inglés de Common Dreams, 3 de febrero, 2019. Traducción: Adriana Fernández. Originalmente publicada en Facebook, la que sigue es una declaración de Greta Thunberg, de 16 años, la activista sueca del clima.  Es su respuesta a “los rumores y mentiras” como también a la “enorme cantidad de odio” dirigidos hacia ella como consecuencia de su reconocido rol en inspirar el creciente movimiento juvenil  huelga por el clima.  Apareció en el sitio web de Common Dreams en inglés, ligeramente editado, con permiso de la autora.

Fuente:
http://www.other-news.info/noticias/2019/04/en-respuesta-a-las-mentiras-y-al-odio-dejenme-clarificar-algunas-cosas-sobre-mi-huelga-por-el-clima/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s